fbpx

Comunidad y artesanía para mujeres con enfermedad mental en Tanzania

"SIEMPRE SOLIDARIDAD", "TUSPO SIEMPRE" gritan y se dan la mano en el aire. A través de la organización TUSPO (Tanzania Users and Survivors of Psychiatry Organization), se reúne un grupo de mujeres que conviven o son familiares de alguien que vive con una enfermedad mental.

TUSPO es una de las organizaciones socias de MyRight a través de la RSMH (Asociación Nacional para la Salud Mental y Social) sueca que trabaja en conjunto para fortalecer y apoyar a las personas con enfermedades mentales en Tanzania. TUSPO fue la primera organización miembro sin fines de lucro en Tanzania que se enfoca en personas con enfermedades mentales y ha tenido un desarrollo positivo en el país. Hoy, están ubicados en diez regiones e impulsan temas relacionados con la influencia de la actitud, la autonomía y el desarrollo organizacional. Los planes para el futuro incluyen fortalecer las asociaciones locales, informar, por ejemplo, en escuelas y hospitales, y ejercer un trabajo de incidencia en todos los niveles de la sociedad.

Una iniciativa relativamente nueva es un grupo de mujeres que se inició en 2019. En ese momento, el grupo constaba de 11 miembros. Hoy, han crecido a 40 mujeres que se reúnen para compartir sus experiencias de enfermedades mentales y se apoyan mutuamente en los desafíos que enfrentan. A las mujeres también se les ofrece la oportunidad de recibir capacitación, por ejemplo, en costura. El grupo desarrolla sus habilidades juntos en la fabricación de bolsos, ropa, jabón, joyas, zapatos, aceites y mucho más que luego pueden utilizar como una importante fuente de ingresos al vender las artesanías.

En Tanzania, significa varios desafíos vivir con una enfermedad mental como mujer o ser familiar de alguien con una enfermedad mental. Un desafío es el estigma de la enfermedad mental, lo que significa que a muchas mujeres se les niegan sus derechos, por ejemplo, en la forma de ser tratadas injustamente en los hospitales y, por lo tanto, no recibir la atención médica que necesitan.

Tampoco es raro que un hombre que vive con una mujer que tiene problemas psicosociales la deje a causa de ello. En Tanzania, se suele considerar a la mujer como la cuidadora de la familia, con la responsabilidad final del cuidado de los niños y del hogar. Sufrir una enfermedad mental como mujer y no recibir el apoyo necesario hace que sea más difícil hacer frente a este tipo de responsabilidad, lo que a su vez conduce a un mayor estigma y aislamiento de la sociedad. El grupo de mujeres iniciado por TUSPO hace posible que las mujeres que sufren de estigma y aislamiento debido a una enfermedad mental sean parte de una comunidad donde son aceptadas y pueden apoyarse mutuamente en sus luchas.

Cuatro mujeres sonríen y muestran diferentes artesanías.

Integrantes del grupo de mujeres muestran sus artesanías.

Vivir con una enfermedad mental es en sí mismo una lucha. Además, estar aislados en la sociedad y privados de sus derechos hace que la lucha sea aún más difícil. Por lo tanto, el trabajo que realiza TUSPO, en colaboración con RSMH, es extremadamente importante para cambiar actitudes y garantizar que las personas que viven con enfermedades mentales tengan acceso a sus derechos.

Durante la visita de MyRight, las mujeres muestran con orgullo sus artesanías y explican en detalle cómo se hace la producción. Una de las mujeres del grupo sonríe y dice:

Me siento muy feliz cuando alguien compra mis artesanías y dice que son lindas, me hace sentir bien y que hago algo bueno.

Varias personas se paran en un círculo y se toman de la mano.

“SOLIDARIDAD POR SIEMPRE”, “TUSPO POR SIEMPRE”

Texto e imagen: Sara Westfahl

Últimas noticias