Conozca a las personas en el proyecto de MyRight

Aquí puede leer historias personales de nuestras actividades en todo el mundo y participar en los testimonios de personas que se han visto afectadas por nuestro trabajo.

Sada sostiene las manos del intérprete en su táctil.

Nueva forma de comunicar ayudó a Sada a romper el aislamiento

Sada Igikundiro, de 17 años, nació sorda y cuando tenía seis años también perdió la vista. Sada ya no podía comunicarse con el mundo exterior y la vida se convirtió en una espera pasiva en casa a que pasara otro día. Pero gracias a un proyecto en el que las personas sordociegas aprenden a comunicarse mediante el lenguaje de señas táctil, su vida cambió.